Sony deja de fabricar sus ordenadores Vaio

Sony dejará de fabricar PC. La compañía japonesa confirmó ayer que vende su deficitaria división de ordenadores, un negocio en el que entró en 1996 con su portátil Vaio, un dispositivo que siempre destacó por su cuidado diseño. El fabricante dijo que ha firmado un acuerdo de preventa con el fondo de inversión nipón Japan Industrial Partners (JIP), conocido por comprar empresas en reestructuración. Aunque Sony no dio detalles sobre el importe de la operación, este miércoles el diario japonés Nikkei aseguró que lo vendía por unos 400 millones de dólares (unos 300 millones de euros).

sony-vaio-vpcca2s1e-1

“Tras un análisis exhaustivo de los cambios dramáticos que se están produciendo en la industria global del PC, la cartera de negocios de Sony y su estrategia, hemos decidido concentrarnos en smartphones y tabletas, y transferir nuestro negocio de PC a una nueva empresa creada por JIP”, aseguró la compañía en un comunicado. Esta añadió que, como parte de la transición de la empresa a JIP, Sony dejará de planificar, diseñar y desarrollar PC. “Su fabricación y ventas también se terminarán tras el lanzamiento de la línea de primavera 2014 que se lanzará globalmente”, dijeron. Según detalló la firma, el citado fondo creará una nueva empresa en la que Sony tendrá una participación del 5%. La nueva compañía continuará vendiendo ordenadores con la marca Vaio y empezará a comercializarlos en Japón.

Sony ha sido una víctima más de la caída dramática que sufre la industria del PC. Según Gartner, la venta de ordenadores mundiales cayó un 10% el año pasado, e IDC situó la cuota de Sony en septiembre de 2013 en apenas un 1,9% del mercado global. La compañía ocupaba la novena plaza en el ranking de fabricantes de PC, liderado por la china Lenovo. Ayer, algunos medios recordaban cómo el cofundador de Apple, Steve Jobs, sentía una gran admiración por los ordenadores Vaio e intentó en 2001 que fueran compatibles con el sistema operativo Mac OS X de la compañía de la manzana. Entonces, los equipos de Sony habían ganado popularidad y la firma nipona rechazó la propuesta en una reunión entre directivos celebrada en Hawai.

La venta de los PC no es la única medida anunciada por Sony, que ayer avanzó que su ejercicio fiscal que finaliza el 31 de marzo volverá a cerrar con pérdidas, en el entorno de los 110.000 millones de yenes (802 millones de euros). La firma desveló que llevará a cabo cambios importantes en su unidad de televisores, un negocio que lleva nueve ejercicios consecutivos en rojo, por la caída de precios, la competencia de empresas como Samsung y la ralentización de la demanda en mercados emergentes.

Sony rebajó sus previsiones, pese a que en los tres primeros trimestres (abril-diciembre) ganó 81 millones de euros, gracias al rendimiento de sus divisiones de finanzas, música, cine y videojuegos. Esta última logró ganancias operativas de 131 millones, casi cuatro veces más que en 2012, gracias a la PS4. Sin embargo, los analistas insisten en que las divisiones de electrónica de consumo y de productos móviles y de comunicaciones (donde están los Vaio) son las que lastran la rentabilidad de la empresa, y por ello la multinacional aclaró que va a crear una subsidiaria específica de televisores dentro de Sony y que se centrará en los modelos de gama alta.

La empresa –que vió como Moody’s le rebajaba la calificación crediticia al nivel de bono basura el pasado 27 de enero– explicó también que, como consecuencia de esta reestructuración, despedirá a 5.000 empleados de aquí a marzo de 2015 (1.500 de ellos en Japón). Todo con el objetivo de retornar a la compañía a beneficios, como explicó Kazuo Hirai, presidente de Sony desde 2011.

Dejar un comentario