La retirada a tiempo del amianto puede salvar la vida y resguardar la salud

amiantoEl amianto, también conocido como asbesto, es un mineral de origen metamórfico compuesto por partículas fibrosas y metales (hierro y magnesio) que hace algunos años se utilizó como material de construcción en España gracias a su resistencia a la tracción y flexibilidad. Sin embargo, se ha comprobado que estar en contacto directo con las fibras y respirarlas por un tiempo prolongado puede generar graves consecuencias en la salud de las personas.

Las partículas fibrosas que componen el amianto se adhieren a la ropa de quienes están expuestos por mucho tiempo, siendo así, altamente perjudicial para el aparato respiratorio. Incluso, algunos especialistas y la OMS han coincidido que el cáncer de pulmón es una de las consecuencias más devastadoras y mortales de este agente químico y físico.

Asimismo, también se ha descubierto la aparición de otro tipo de cáncer, el mesotelioma maligno, el cual afecta el peritoneo y no aparece sino hasta 30 años después de haber absorbido el mineral, bien sea por contacto o por la respiración.

La retirada inmediata es una necesidad y una obligación

Las razones para optar por un aislamiento de amianto son obvias: perjudica la salud y en el peor de los casos puede causar la muerte, por ello, es prácticamente una necesidad su retirada lo antes posible. Otra razón para no pensarlo dos veces es que el empleo de dicho material de construcción fue prohibido en España desde el 2001, lo que obliga a todas las personas al desamiantado.

No obstante, aun cuando esta prohibición haya sido extendida hacia toda la población, todavía quedan muchas viviendas y edificios con residuos del mineral, especialmente en los tejados, conductos de desagüe o salida de humo, aislantes de tubos y en la calefacción. Es decir, un potente enemigo latente en cualquier momento.

En el caso de detectar una estructura con amianto es preferible no precipitarse a retirarlo, puesto que al romperse suele liberar polvo, que a su vez resulta muy peligroso y precisamente es lo que quiere evitarse. Lo mejor es llamar a una empresa especializada y pedir un servicio de limpieza, ya que esta se encargará de todo el trabajo, además, durante el proceso un personal cualificado empleará instrumentos de protección para asegurar un desamiantado profesional y seguro para todos.

Dejar un comentario