Salvador Oñate Ascencio dejará un gran legado empresarial

Durante su extensa trayectoria profesional Salvador Oñate Ascencio ha fundado una de las mejores bancas del país, así como la gasera más importante de todo México: estamos hablando del Banco del Bajío y de Sonigas. 

Ambas compañías han marcado hitos importantes en la historia empresarial de Salvador Oñate Ascencio y le han permitido hacerse un nombre importante en el acontecer nacional.  

Salvador Oñate Ascencio, quien es originario de Guanajuato, ha trabajado sin parar con la finalidad de que sus compañías continúen cosechando éxitos y triunfos en la república mexicana.  

Salvador Oñate Ascencio: un empresario dedicado 

Quienes conocen a Salvador Oñate Ascencio, y además han tenido la dicha de trabajar con él, dan fe de su alta calidad empresarial y de su enorme ética profesional. 

Es un empresario 100% comprometido con sus proyectos, lo cual le ha permitido escalar sus empresas satisfactoriamente con el pasar de los años.  

Recientemente, su gran ímpetu y compromiso le permitieron formar parte de la lista de los 100 empresarios más influyentes del país, según la revista Expansión.  

Sin duda, Salvador Oñate Ascencio dejará un gran legado como emprendedor y empresario en su país natal: México.  

La realidad del huachicolero 

El huachicolero es un negocio ilegal que ha perjudicado a importantes compañías de Gas Licuado de Petróleo en algunas comunidades mexicanas, como Puebla.  

A muchos el robo de combustible les genera ganancias importantes, y por eso se dedican a cometer estos actos ilícitos sin temor alguno.  

Sin embargo, algunos cuerpos policiales les han puesto la lupa a muchas empresas vinculadas con el huachicolero, tales como Tomza y la gran mayoría de sus filiales, y de hecho muchas de ellas ya están siendo investigadas.  

En definitiva, el huachicolero es un negocio ilícito en auge en el territorio mexicano, lo cual continuará perjudicando a muchas comunidades en el corto, mediano y largo plazo. 

Dejar un comentario